Los sevillanos Blusa presentan “K”

Blusa están de vuelta. Haciéndose esperar, como parece ya marca de la casa de estos sevillanos abanderados del post-rock sureño. Unos caballeros andantes urbanos y convencidos experimentadores sonoros, que regresan en formato trío y que vuelven a abrazar la electrónica para sus composiciones. Atrás queda el aplaudido “¡toca breakbeat, perro! (2014), un gran disco acústico, sin programaciones. Ellos son Daniel Barja (guitarra), Curro Molina (bajo, programaciones y diseño artístico) y Antonio Ortiz (batería y sampler).

Ahora tienen a punto este nuevo disco, “K”, donde desde el principio demuestran que sus motores vuelven a estar ajustados, lubricados y listos para la ignición. Un disco de laberintos sonoros apoyados en una electrónica vigorosa por momentos y profunda cuando no, que va de la mano de guitarras inquietas que se lanzan y se repliegan bajo el sustento de la más que solida sección rítmica que forman el bajo y la batería. Atmósferas densas creadas con precisión y con el buen hacer que dan los años de experiencia en el concebir vastos paisajes auditivos repletos de matices.

Ha sido grabado a principios de 2017 en Estudio 335 (Sevilla) después de un proceso de creación artesano y pausado, siendo ellos mismos los que se han puesto a los mandos de la producción y que será editado por el sello madrileño Nooirax. Un disco que se percibe como un vehículo sonoro al que hay que abordar de frente y con los sentidos centrados en su disfrute, digno nuevo miembro de la personal y dilatada trayectoria de Blusa.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube